ANA-S2-0058-2015

Fecha de resolución: 29-09-2015
Ver resolución Imprimir ficha

Ficha 1 Jurisprudencia agroambiental precedencial -> Aplicadora

Interpone Recurso de Casación en el fondo contra la Sentencia Nº 03/2015 de 30 de junio de 2015 pronunciada por el Juez Agroambiental de el Alto, dentro del proceso doble de interdicto de recobrar la posesión y retener la posesión, con base en los siguientes argumentos:

1) Señala que en la sentencia el juez no consideró prueba, haciendo referencia a que los actores declarados herederos al fallecimiento de su madre no pagaron el impuesto sucesorio al Estado Boliviano, aclaran que la prueba  consistente en el voto resolutivo emitido por autoridades de Quentavi y la certificación las mismas son firmadas por las personas que quisieron despojarlos y echarlos del lugar, acreditando este extremo con prueba la cual no fue valorada por el juez de instancia.

2) Indican que el juez no tomó en cuenta que en la inspección judicial verificó la existencia de dos cuartos en los cuales viven los recurrentes, habitaciones donde se evidencia que en la puerta existe un sticker pegado del censo realizado el 2012 demostrándose así que están en posesión del lugar, sin embargo esto no fue valorado por el juez, acusando además entre otras que los demandantes no demostraron posesión conforme señala el art. 164 de la Ley N° 1715 solicitaron que conceda el recurso de casación en el fondo por haber emitido un fallo con total desconocimiento de su posesión.

"(...) el juez a quo, efectuó la debida compulsa de la prueba, así como el análisis fáctico y legal con decisión expresa, positiva y precisa sobre lo litigado, habiendo el juez de instancia, resuelto congruentemente la pretensión principal que fue deducida, que estando referida la acción de la demandados al interdicto de recobrar la posesión, la tramitación, análisis y decisión adoptada por el órgano jurisdiccional, está centrada a determinar los presupuestos de admisibilidad y finalidad del referido interdicto, establecido en el art. 607 del Cód. Pdto. Civ., resolviéndose a cabalidad en estrecha relación con los hechos que fueron objeto de la prueba, toda vez que, respecto del interdicto de recobrar la posesión, conforme se evidencia de los antecedentes y medios probatorios en el caso sub lite y tal cual relacionó el juez de la causa en la sentencia señalada supra, queda establecido que el demandante demostró el despojo por parte de los demandados, estableciéndose en ese sentido, que el juez a quo al declarar probada la demanda de interdicto de recobrar la posesión, valoró razonablemente la prueba dentro del marco legal, de acuerdo a las previsiones contenidas en los arts. 1286 del Cód. Civ. y 397 de su procedimiento".

"(...) es necesario aclarar al recurrente que el juez de instancia, bajo el principio de inmediación, dirección e integralidad, que rigen -entre otros- la materia, fue quien constató personalmente los hechos en el mismo lugar del terreno en litigio, en ocasión de la inspección judicial llevada a cabo conforme consta del acta de fs. 126 a 129 y vta de obrados, concluyéndose además que durante la tramitación del proceso el Juez de instancia, emitió la sentencia recurrida, apreciando en forma adecuada los hechos, que permitieron comprobar la existencia de los requisitos fundamentales para la procedencia de la acción incoada, careciendo de sustento las afirmaciones que sobre el particular fueron expuestas en el recurso que nos ocupa".

Se declara INFUNDADO el Recurso de Casación en el fondo contra la Sentencia Nº 03/2015 de 30 de junio de 2015 pronunciada por el Juez Agroambiental de el Alto, dentro del proceso doble de interdicto de recobrar la posesión y retener la posesión, con base en los siguientes argumentos:

1) El juez a quo efectuó la debida compulsa de la prueba, así como el análisis fáctico y legal con decisión expresa, positiva y precisa sobre lo litigado, habiéndose pronunciado coherentemente y en cumplimiento al art. 190 del Cód. Pdto. Civ.

2) Se concluye que el Juez de instancia emitió la sentencia recurrida apreciando en forma adecuada los hechos que permitieron comprobar la existencia de los requisitos fundamentales para la procedencia de la acción incoada, careciendo de sustento las afirmaciones que sobre el particular fueron expuestas en el recurso que nos ocupa.

 

De acuerdo a las previsiones contenidas en los arts. 1286 del Cód. Civ. y 397 de su procedimiento, así como de la normativa agraria en vigencia, las facultades de valoración de la prueba son de incensurable en casación.