ANA-S1-0057-2015

Fecha de resolución: 01-10-2015
Ver resolución Imprimir ficha

Ficha 1 Jurisprudencia agroambiental precedencial -> Aplicadora



Interpone Recurso de Casación en el fondo contra la Sentencia N° 15/2015 de fecha 7 de agosto de 2015, mediante la cual se declara Probada la demanda de interdicto de retener la posesión, con base en los siguientes argumentos:

1) Señala que la juzgadora no habría motivado ni razonado su resolución, siendo infundado el fallo emitido causando agravios a la parte demandada, quebrantando valores, principios y derechos descritos en la CPE, sin emplear la sana crítica, desplegando simples enunciados, sin considerar el fin que persigue la norma.

2) Indica que de conformidad a los arts. 602, 604 y 592 del Cód. Pdto. Civ., la parte demandante, no habría probado la supuesta posesión actual y efectiva del predio en litigio y tampoco que la parte demandada aparentemente habría cometido actos de perturbación, por lo que considera que no se cumplió con los requerimientos exigidos en la norma legal en cuanto a la figura del interdicto de retener la posesión.

3) Sostiene que la juzgadora no consideró ni valoró la prueba de descargo, no aplicó la sana crítica y no se habría percatado que la parte demandada desde hace más de veinte años, como señalan sus testigos, ha tenido y tiene la posesión pública, continua, ininterrumpida y efectiva del predio en conflicto, utilizándolo como zona de pastoreo.

4) Refiere que la parte demandante en ningún tiempo ha tenido la posesión efectiva del bien objeto de litigio, no habiendo probado los actos materiales en que habría incurrido la parte contraria, perturbando la posesión o tenencia del bien; que al sostener los testigos que hace varios años la parte accionada utilizaría el bien objeto de litigio como zona de pastoreo, ello implicaría que hace más de un año atrás se habrían producido los hechos perturbadores, en tal sentido considera que no se cumplió lo previsto por el art. 592 del C.P.E.

"(...) se constata que la Sentencia impugnada, en el acápite correspondiente a la Valoración Probatoria de la Prueba de Cargo, fundamenta que el Título Ejecutorial PPD-NAL-322145 de 13 de junio de 2014, Parcela N° 078 sobre una superficie de 0,2939 ha y Certificación Catastral adjuntada de fs. 4 a 5 de obrados, "demuestran que los actores poseen el bien y han sido titulados por parte del INRA producto del proceso de saneamiento realizado en la comunidad..."; refiriendo más adelante en la Fundamentación Jurídica que "En la especie, los demandantes han probado que se encontraban en posesión física, material del inmueble (terreno) como manifiesta en su escrito de demanda desde hace varios años, utilizando este terreno como pastoreo de ganado vacuno y que desde ese entonces han ejercido su dominio sobre el inmueble así lo demuestran las declaraciones testificales de los testigos de cargo Pastor Irahola, Adolfo Delgado, Anival Oscar Gareca Velasco, salientes de fs. 69 a 70 vta., 71 vta. a 72 vta., 73 vta. a 75 vta. (que) ha utilizado el terreno objeto de la litis como pastoreo de su ganado vacuno desde hace muchos años (que) ha cerrado el terreno con poste de cemento y alambre de púa, (además) se ha realizado el saneamiento sin objeción por parte de las demandadas."; en tal sentido, no resulta evidente lo manifestado por la recurrente, toda vez que la Sentencia ha considerado y valorado correctamente los elementos probatorios que dan cuenta que se encuentra demostrado el presupuesto de la posesión de los actores sobre el predio en litigio, para la procedencia del interdicto de retener la posesión, según el art. 602-1) del Cód. Pdto. Civ.".

"Respecto a que no se habría probado que la parte demandada aparentemente habría cometido actos de perturbación y destrozos de linderos, por lo que no se tienen probados los actos materiales en que habría incurrido, y que jamás se impidió a la parte demandada de poseer el bien; de la Sentencia se advierte que ello no resulta evidente, puesto que se menciona cuales fueron los medios probatorios para acreditar los actos perturbatorios, cuando señala en la Valoración Probatoria de la Prueba Documental de Cargo, que las certificaciones emitidas por los Corregidores y el Sindicato Agrario, salientes de fs. 1 a 3, "demuestran que las demandadas han cometido actos perturbatorios a la posesión de los actores en el predio objeto de la litis."; advirtiéndose asimismo que los suscribientes de tales certificaciones fueron convocados por la Jueza de la causa a objeto de ratificarse en audiencia sobre dichos documentos, conforme se evidencia de fs. 87 vta. a 88 vta. de obrados. (...)".

"(...) en el último párrafo de la fundamentación jurídica, la Sentencia impugnada, menciona que: "Las declaraciones de dos de los testigos de descargo son uniformes respecto a que ese terreno era comunal y que no saben cómo se titulo ese predio a nombre de los demandantes, no así el tercer testigo que desconoce quiénes están en posesión y a qué título.", conclusiones que éste Tribunal encuentra conformes con las actas de dichas declaraciones, que cursan de fs. 70 vta. a 71 vta., 73 y vta., 74 vta. a 75 vta. de obrados".

Se declara INFUNDADO el Recurso de Casación contra la Sentencia N° 15/2015 de fecha 7 de agosto de 2015, mediante la cual se declara Probada la demanda de interdicto de retener la posesión, con base en los siguientes argumentos:

1) No resulta evidente lo manifestado por la recurrente, toda vez que la Sentencia ha considerado y valorado correctamente los elementos probatorios que dan cuenta que se encuentra demostrado el presupuesto de la posesión de los actores sobre el predio en litigio para la procedencia del interdicto de retener la posesión, según el art. 602-1) del Cód. Pdto. Civ.

2) Respecto a que no se habría probado que la parte demandada aparentemente habría cometido actos de perturbación y destrozos de linderos, por lo que no se tienen probados los actos materiales en que habría incurrido, y que jamás se impidió a la parte demandada de poseer el bien; de la Sentencia se advierte que ello no resulta evidente, puesto que se menciona cuales fueron los medios probatorios para acreditar los actos perturbatorios.

3) No resulta cierto que no se haya probado, menos que no conste en la Sentencia que los actos perturbatorios fueron reclamados dentro del año del interdicto, conforme lo prevé el art. 592 del Cód. Pdto. Civ.

4) Se concluye que la Sentencia impugnada no infringió los arts. 602, 604 y 592 del Cód. Pdto. Civ., concernientes al proceso de interdicto de retener la posesión, y que más bien efectuó una correcta y completa valoración de la prueba aportada, la cual fue considerada de acuerdo a la sana crítica y prudente arbitrio por la Juzgadora, no habiendo transgresión alguna de Valor, Principio o Derecho descrito en la CPE, el cual tampoco es mencionado en el recurso de casación.

Aún cuando el recurso de casación no hace mención si es un recurso en el fondo previsto por el art. 253 del Cód. Pdto. Civ., supletorio en materia agroambiental, se lo considera en ese sentido, en resguardo al derecho de acceso a la impugnación y por el Principio de Servicio a la Sociedad, previsto por el art. 76 de la L. N° 1715 modificada parcialmente por la L. N° 3545.