ANA-S2-0001-2016

Fecha de resolución: 19-01-2016
Ver resolución Imprimir ficha

Ficha 1 Jurisprudencia agroambiental precedencial -> Aplicadora

Interpone Recurso de Casación en el fondo, contra el Auto Interlocutorio Definitivo de fecha 19 de octubre de 2015, pronunciado dentro del proceso de Nulidad de Escritura Pública y cancelación de registro en Derechos Reales, con base en los siguientes argumentos:

1) Refiere que de manera ilegal el juez de instancia desestimó su demanda, argumentando en la falta de legitimación activa y pasiva, sosteniendo que la recurrente no acredito legitimación activa y que los demandados  carecen de legitimación pasiva, al no tener relación alguna con la actora.

"(...) la ahora recurrente demanda la nulidad de la Escritura Pública N°046/2007 y Cancelación en el Registro de Derechos Reales de la transferencia realizada por los herederos de Hernán Villa Mendez a favor de Elena Marquez Marquez, por lo que en el caso concreto la legitimidad para plantear la demanda debe ser observada dentro de los alcances del art. 551 del Código Civil, en consecuencia la demandante solo debe acreditar el interés jurídico que le asiste y que sea protegible por el órgano jurisdiccional, aspecto que se tiene acreditado toda vez que por los antecedentes del proceso se infiere que existen procesos contradictorios suscitados por ambas partes, como el proceso interdicto de adquirir la posesión, en el cual no se objeto la legitimidad de la demanda y el proceso de reivindicación, cuyos antecedentes no pueden ser desconocidos o ignorados al ser de conocimiento del juez de instancia".

Se ANULA OBRADOS hasta fs. 92, debiendo el juez de instancia sustanciar el proceso, con base en lo siguientes argumentos:

1) El juez de instancia, no aplicó ni observó las normas jurídicas, incumpliendo su rol de director del proceso consagrado como uno de los principios de la administración de justicia agraria previsto en el art. 76 de la L. N° 1715, así como el deber impuesto a los jueces de cuidar que el proceso se desarrolle sin vicios de nulidad, conforme establece el art. 3-1) del Cód. Pdto. Civ., normas procesales que hacen al debido proceso, siendo las mismas de orden público y de cumplimiento obligatorio, cuya inobservancia constituye motivo de nulidad, y por tal, dada la infracción cometida que interesa al orden público, de conformidad a lo previsto por el art. 87-IV de la L. N° 1715, corresponde la aplicación del art. 252 en la forma y alcances previstos por los arts. 271-3) y 275 del Cód. Pdto. Civ.

La legitimidad para plantear la demanda debe ser observada dentro de los alcances del art. 551 del Código Civil, en consecuencia la parte demandante solo debe acreditar el interés jurídico que le asiste y que sea protegible por el órgano jurisdiccional.